Los colaboradores que no son respetados renuncian, ¿qué pueden hacer los directivos para evitarlo? - MIT Sloan Management Review Mexico (2022)

En un mundo laboral cambiante, en el que los acuerdos remotos e híbridos son ya habituales, ¿cómo pueden demostrar los líderes su respeto por los colaboradores?

Esta cuestión es prioritaria para los colaboradores, lo reconozcan o no los directivos.

Según una encuesta reciente de Pew Research, los empleados que abandonaron su trabajo en el último año indicaron que la falta de respeto era la razón principal, después del bajo salario y la falta de oportunidades de progreso.

NOM 037: Cómo implementar correctamente el teletrabajo en tu organización

Cuando los colaboradores no se sienten respetados, se marchan, y corresponde a los directivos abordar este problema.

Como investigadores especializados en el respeto, las relaciones laborales y el trabajo virtual, reconocemos que el respeto en el trabajo es más necesario que nunca.

Sin embargo, irónicamente, las formas de que los directivos muestran efectivamente el respeto a sus colaboradores a distancia parecen estar menos claras que nunca, porque las señales típicas de respeto que la investigación prescribe requieren en gran medida una interacción en persona.

De hecho, la mayoría de las señales que los directivos deben dar son sutiles, más fáciles de proporcionar en entornos informales y, a menudo, se contagian a los demás cuando todos están en el mismo espacio físico, condiciones que son más difíciles de reproducir en entornos virtuales.

En este artículo, nos basamos en nuestra propia investigación publicada, centrada en el respeto en el trabajo y en las relaciones laborales a distancia, así como en la bibliografía más amplia sobre estos temas, en ejemplos del mundo real y en los resultados de una encuesta cualitativa y abierta que hemos realizado.

Nuestro trabajo sugiere que el significado del respeto no ha cambiado para los empleados en el cambio al trabajo a distancia, pero que muchos líderes necesitan adaptar su enfoque para ser más eficaces.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte informado

¿Qué ha cambiado y qué no sobre el respeto?

No es de extrañar que todo el mundo quiera sentirse respetado cuando acude al trabajo, tanto si se presenta en una oficina física como si se conecta a distancia desde casa.

Las investigaciones validan la importancia de reconocer el valor de los demás como colaboradores y como personas.

Los trabajadores que se sienten respetados rinden más y manifiestan un mayor bienestar, mientras que los que no se sienten respetados tienen más probabilidades de que no les guste su trabajo y acaben abandonándolo.

Las investigaciones también demuestran que hay dos tipos distintos de respeto en el trabajo: el nivel básico de respeto que se nos debe a todos como miembros valiosos de la plantilla, y el respeto que nos ganamos por cumplir o superar las expectativas laborales.

Esta idea de cómo funciona el respeto está arraigada en las necesidades humanas fundamentales y sigue siendo tan cierta ahora como siempre.

Entonces, ¿qué ha cambiado en el respeto? Antes de la pandemia, las muestras de respeto solían producirse a través de señales y gestos sociales sutiles, como saludar a los compañeros al pasar, abrir una puerta o compartir humildemente el mérito de los éxitos.

También se entendía que estos comportamientos respetuosos podían ser contagiosos cuando otros los observaban y formaban parte de las normas sociales de un entorno presencial.

Sin embargo, las investigaciones revelan que los colaboradores que trabajan a distancia se centran más en las tareas que en la forma de interactuar con los demás y, por tanto, se sienten menos respetados, lo que sugiere que los directivos necesitan nuevas herramientas para mostrar respeto de forma eficaz.

De hecho, el cambio hacia nuevas formas de trabajo está modificando fundamentalmente el tejido social de las organizaciones y las normas que lo acompañan.

Las oportunidades de comunicarse de forma casual o por casualidad son ahora escasas. Este cambio también está modificando las formas en que los empleados pueden comunicar lo respetados que se sienten, o cómo quieren ser respetados.

Las mentiras sobre el salario emocional y la retención de talento

Cuatro formas de mostrar respeto

Recomendamos cuatro acciones concretas en las que los directivos pueden mostrar respeto a los colaboradores de forma más eficaz en estos nuevos contextos de trabajo.

Para dar vida a estas acciones, proporcionamos ejemplos específicos de la encuesta cualitativa abierta que realizamos. Presentamos estos cuatro comportamientos en orden de frecuencia con la que los colaboradores y los directivos los citaron como eficaces.

Utilizar el tiempo para mostrar respeto.

La pandemia ha cambiado la forma en que muchos colaboradores utilizan su tiempo, tanto para completar sus tareas laborales como para gestionar la frontera entre el trabajo y la vida familiar.

Para los colaboradores que participaron en nuestra encuesta, utilizar el tiempo eficazmente fue el comportamiento respetuoso más citado que querían de su jefe.

Dos ajustes relacionados con el tiempo pueden ayudarle a mostrar más respeto a sus colaboradores:

Invierte tus minutos en comprobaciones rápidas que ahorren horas a los empleados. Por encima de todo, los colaboradores informaron que saber que sus jefes están dispuestos a utilizar su propio tiempo para hacer comprobaciones les hace sentirse más respetados.

Esto no es drásticamente diferente de cuando se trabaja en persona, pero sí lo es la forma en que los directivos utilizan su tiempo para mostrar respeto.

En primer lugar, dado que los colaboradores que trabajan a distancia pueden, como señaló uno de nuestros participantes, preocuparse por estar “fuera de la vista, fuera de la mente”, utiliza el tiempo de comprobación para asegurarte de que entiendas en qué están trabajando tus colaboradores y, lo que es más importante, cómo puedes ayudarles.

Aprovecha el tiempo para asegurarte de que tus colaboradores remotos tienen los recursos que necesitan para realizar su trabajo. Pero aprovecha también estas reuniones para ir más allá de las tareas.

Los trabajadores remotos que se sienten respetados tienen jefes que muestran un interés genuino en cómo les va como personas y en sus vidas no laborales.

Una advertencia importante sobre los check-ins es que los directivos deben entender cómo quieren sus colaboradores que se les informe.

Algunos empleados señalaron que el control demasiado a menudo se interpone en su trabajo y dijeron que prefieren algo muy rápido, como los mensajes de Slack, mientras que otros consideran muy valiosas las reuniones breves o las llamadas telefónicas.

La capacidad de respuesta de los directivos fuera de estos controles también es importante para sentirse valorado.

Los colaboradores de nuestra encuesta describieron la frustración de estar atascados, contactar con su jefe y luego tener que esperar una respuesta; podría descarrilar por completo su jornada laboral.

Como gerente, aunque no puedas solucionar un problema inmediatamente, una respuesta breve y oportuna demuestra que respetas a tus colaboradores, y puedes ahorrarles horas de estrés.

Protege su tiempo. Los estudios demuestran que la forma en que los colaboradores utilizan su tiempo está estrechamente ligada a su identidad.

Un directivo de nuestra encuesta explicó que había permitido a un colaborador cambiar su horario de trabajo para poder ir a dejarle al colegio. Esto no afectó a la calidad del trabajo y supuso una diferencia sustancial en la vida familiar y la salud mental del colaborador, que se sintió respetado.

Si la flexibilidad es factible, pregunta a los colaboradores cómo les resultaría más útil y, como señalaron varios empleados en nuestra encuesta, asegúrate de hacer un seguimiento periódico para comprobar si el acuerdo sigue funcionando.

Minimizar las interrupciones consolidando los mensajes y no celebrando reuniones para preguntas que pueden responderse por correo electrónico son también excelentes estrategias para indicar que se respeta el tiempo de los colaboradores.

Jerarquías, clave para lograr la transformación de la fuerza laboral

Utilizar la validación para mostrar respeto.

Los estudios sugieren que una forma fundamental de mostrar respeto a los colaboradores es validar el trabajo que realizan.

Esto es especialmente cierto porque los teletrabajadores pueden ser vistos como que no dan prioridad al trabajo y hacen menos contribuciones significativas al trabajo.

De hecho, los estudios revelan que los colaboradores que trabajan a distancia tienen menos probabilidades de recibir las “grandes” formas de validación, como aumentos de sueldo y ascensos, por estas mismas razones.

En nuestra encuesta, los empleados remotos afirmaron sentirse validados en su rendimiento cuando un jefe reconocía un producto de trabajo específico y un éxito relacionado con su rendimiento individual.

En la misma encuesta, los directivos afirmaron que ofrecían expresiones amplias o generales de respeto a sus colaboradores y a todo el equipo, “simplemente agradeciendo sus esfuerzos”, con más frecuencia que validando específicamente el rendimiento de un trabajador individual.

Dada esta desconexión, es fundamental que los directivos hagan el esfuerzo de validar el trabajo de los teletrabajadores de forma específica, explícita e intencionada.

Envía un correo electrónico para reconocer algo bueno que hayan hecho, programa una llamada telefónica con un “gracias” por una contribución específica como única cosa en su agenda, o tómate el tiempo para destacar su trabajo en una reunión de control.

Para maximizar el impulso hacia un objetivo, no esperes hasta que hayan completado un proyecto. En su lugar, ofrece comentarios regulares que validen a los colaboradores a medida que avanzan.

La validación de estos pequeños pasos hacia un objetivo mayor ayudará a sus colaboradores a sentirse más seguros y capaces de completar las tareas relacionadas que les esperan.

También te ayudará a mantener en mente las contribuciones de los teletrabajadores para evitar la suposición sesgada de que están contribuyendo menos simplemente porque están trabajando a distancia.

También puedes crear oportunidades para que tus colaboradores validen el rendimiento de los demás.

Por ejemplo, el vicepresidente de una empresa comenzó cada lunes por la mañana leyendo públicamente los reconocimientos sobre los colaboradores tanto de los clientes como de otros empleados.

Muchas empresas que utilizan plataformas de colaboración como Slack establecen un “canal de elogios” para darle a su fuerza laboral el espacio para reconocerse mutuamente.

Las investigaciones demuestran que la creación de estas oportunidades permite a los colaboradores mostrarse mutuamente que son valorados y también refuerza una cultura de respeto.

¿Quieres hacer felices a tus colaboradores? Sé justo con ellos

Utilizar la tangibilidad para mostrar respeto.

Gran parte de la experiencia del trabajo a distancia es intangible. Aunque los trabajadores del conocimiento rara vez producen algo físico cuando están en una oficina, es probable que compartan un espacio de trabajo físico que incluya artefactos tangibles de la cultura de su empresa y señales de que se les respeta (por ejemplo, premios o reconocimientos expuestos en las paredes; oficinas espaciosas y privadas; o comidas patrocinadas por la empresa para mostrar su aprecio).

A pesar de la falta de este tipo de señales en los entornos virtuales, los directivos pueden ayudar a los colaboradores remotos a sentirse valorados con una expresión tangible de respeto.

Por ejemplo, los directivos de nuestra muestra describieron el envío de pasteles a las casas de los colaboradores en sus cumpleaños y el envío de notas escritas a mano junto con tarjetas de regalo.

Para los empleados de nuestra encuesta, los regalos tangibles marcan la diferencia a la hora de sentirse respetados, desde la recepción de un paquete sorpresa lleno de artículos de la marca de la empresa hasta una bonificación monetaria inesperada.

Sin embargo, no todas las expresiones tangibles de respeto se trasladan bien de un entorno local a uno virtual.

Por ejemplo, un directivo relató una fiesta de pizza a distancia organizada para el equipo que, aunque bien intencionada, resultó incómoda y menos natural que un evento en persona.

Como dijo el directivo, “creo que la gente se sintió extraña comiendo delante de una cámara… no es lo mismo”.

Aunque la tangibilidad es importante, hay que centrarse en las señales tangibles que encajan con las normas de interacción virtual y la comodidad del equipo.

Y si un acuerdo híbrido te permite estar colocado a veces, considera si una señal tangible de respeto es la más adecuada para vuestro tiempo juntos.

Cómo balancear la autenticidad y la propiedad en las organizaciones

Utilizar la visibilidad para mostrar respeto.

Sin encuentros regulares cara a cara en la oficina, las investigaciones sugieren que los colaboradores pueden tener dificultades para sentirse vistos, incluso cuando están sobresaliendo en sus trabajos.

Los teletrabajadores pueden tener dificultades para dar a conocer su trabajo a los líderes de alto nivel y a sus compañeros, tanto dentro como fuera de su equipo de trabajo.

Aumentar la visibilidad fue la cuarta acción más común que hizo que los colaboradores de nuestra encuesta se sintieran respetados.

Los encuestados dieron ejemplos de sus jefes “invitándome a reuniones que están por encima de mi nivel en la empresa” y “gritando sus felicitaciones personales en las reuniones de equipo”.

Una vez más, observamos una desconexión entre lo que los teletrabajadores desean y lo que los directivos dicen proporcionar.

Los directivos de nuestra muestra describieron la organización de reuniones sociales o la expresión de gratitud con más frecuencia que las acciones relacionadas con el aumento de la visibilidad de los colaboradores.

Pero nuestra encuesta sugiere que los empleados remotos pueden no ver estos esfuerzos sociales o las amplias expresiones de gratitud como una forma de transmitir respeto por lo que hacen y por lo que son.

Entonces, ¿qué hacer? Los cambios pequeños y conscientes pueden marcar una gran diferencia.

Copia a tu jefe en un correo electrónico de agradecimiento a tu colaborador, utiliza el tiempo de las reuniones de equipo para reconocer públicamente los esfuerzos de tus trabajadores u ofrezca a aquellos de alto rendimiento la oportunidad de presentar su trabajo al equipo de liderazgo.

Estas acciones pueden ayudar a que los colaboradores se sientan vistos en la organización y sepan qué oportunidades pueden tener por delante.

El problema de la confianza que frena la transformación digital

Identificación de patrones de señales de respeto

Para los directivos, es importante recordar que cada señal de respeto se contextualiza para los colaboradores junto con las señales que han recibido en el pasado tuyas y de otras personas de la organización.

De hecho, en nuestro análisis de los datos cualitativos, observamos que muchos de los colaboradores que dijeron sentirse respetados por su jefe describieron una combinación de señales de su parte.

Si, por ejemplo, has pasado por alto de forma rutinaria el mostrar respeto a tu fuerza laboral, pero de repente reciben una nota tuya escrita a mano en el correo, pueden tomar ese “gran” gesto como poco sincero.

Si los colaboradores se enteran de que otros directivos de la empresa adoptan habitualmente comportamientos respetuosos y tú no, la comparación puede influir en su interpretación de sus señales de respeto.

Dado que el mundo del trabajo ha cambiado, comprender y transmitir señales de respeto que resulten apropiadas para sus colaboradores, y tal vez llegar a los grandes gestos con el tiempo (si no existen ya las bases), reforzará las señales que envías.

A medida que el mundo laboral cambia, también lo hace el tejido social en el que se insertan las señales de respeto.

La cuestión no es si el respeto sigue siendo importante: siempre lo será.

En cambio, el trabajo crítico para los directivos es reconocer la mejor manera de mostrarlo.

Tanto si tu plantilla es virtual como híbrida, las pequeñas actualizaciones en la forma de mostrar a tus colaboradores que los valoras pueden tener un impacto grande y duradero en su bienestar y, en última instancia, en su permanencia o abandono.

SOBRE LOS AUTORES

Kristie Rogers es profesora asociada de gestión en el College of Business Administration de la Universidad de Marquette. Beth Schinoff es profesora adjunta de gestión y organización en la Carroll School of Management del Boston College.

Suscríbete a nuestro newsletter en LinkedIn

You might also like

Latest Posts

Article information

Author: Greg O'Connell

Last Updated: 08/03/2022

Views: 6205

Rating: 4.1 / 5 (62 voted)

Reviews: 85% of readers found this page helpful

Author information

Name: Greg O'Connell

Birthday: 1992-01-10

Address: Suite 517 2436 Jefferey Pass, Shanitaside, UT 27519

Phone: +2614651609714

Job: Education Developer

Hobby: Cooking, Gambling, Pottery, Shooting, Baseball, Singing, Snowboarding

Introduction: My name is Greg O'Connell, I am a delightful, colorful, talented, kind, lively, modern, tender person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.